PRENSA

A. Ruiz | Lanza Digital

El contrabajo capaz de sacar de lo más profundo las emociones, una percusión sísmico-corporal emanada de golpes al suelo, brazos, piernas y pecho, y un zumbido de miles de moscas o enjambre cabreado haciéndose presente como recreación de los temores, forman parte de la banda sonora de esta pieza

Jose Miguel Vila | Diario Crítico

Estupendamente dirigidos por Anaïs Bleda, que también actúa en escena junto a sus compañeros María Gregorio, que borda en escena su personaje (sus gestos, sus palabras, su actitud corporal…, destilan humildad, turbación, confusión y, finalmente, miedo), Alfonso López, Natalia Llorente y Airel Muñoz.

En el Teatro

No sé cómo será el original de Ángela de Azevedo sobre aquella monja portuguesa, pero esta adaptación de María Gregorio y Anaïs Bleda es un texto extraordinario de gran hondura poética, bellísima semántica y musicalidad arrebatadora.